Seguidores

12 de noviembre de 2014

SEPARACIÓN DE BIENES

Lo siento, el mar es mío, no hay trato,
aunque te llegaras de ternura henchido
vertido en caricias para su bravura
y algún afluente escondido en tus manos.

Es mío, lo siento, el mar es mío.

Llévate el cielo, y el amor, y la belleza,
la fórmula de la vida
sus cuerdas con su teoría,
los violines, las venecias,
las transparencias, lo etéreo,
llévate todos los sueños,

pero, el mar

se me ha integrado en los huesos,
en el aliento, en los poros,
nos cantamos las mareas,
nos celebramos de blanco,
y embestidos y desnudos
nos sabemos los abismos,

se me sale por los ojos
de tanto y tanto latido,

el mar se viene conmigo.


MAR - J.Paz