Seguidores

18 de mayo de 2013

HERENCIA


Le conoció en palabras de quien lo amó. Aroma de la flor de la canela en su camino, espinas o quimeras. Nudos marineros atando siempre lo esencial, porque es preciso que no duela la vida. Bendita voz la del abuelo, transeúnte reciclando la mala hierba de los agujeros negros. Y te regalaba, una y otra vez, sorteando el tiempo, metiendo el alma en su chistera,

la flor de la canela.

Como el olivo, hay que sudar como el olivo, decía el viejo, que lo que cae del cielo, no es tuyo, es del sendero.


HERENCIA - J.Paz
 

16 comentarios:

  1. Me gustan los árboles, sobre todo los manzanos y los olivos. ¡Y si están frondosos como éste mejor!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      A mi también me gustan mucho, aunque no sabría elegir.
      Un abrazo, Oñera.
      Buen fin de semana!

      Eliminar
  2. Splendido albero,piace anche a me dipingerli ma sono molto difficili...complimenti per il tuo!
    Ciao,un abbraccio dalla Sardegna e buona domenica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      La ringrazio molto per le tue parole.
      Felice Domenica e settimana!
      Un abbraccio

      Eliminar
  3. Debería ser del sendero, pero nos mueve la rapiña.

    Un abrazo J. Paz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A algunos, seguro. A otros muchos, no, por suerte.

      Un abrazo, Jaal.

      Eliminar
  4. Es precioso que no duela la vida, que gran frase y que ideal seria no? Y que mejor que representarlo con este frondoso arbol. Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Eva. Muchos días de esos indoloros para ti y los tuyos.
      Un abrazo y gracias!

      Eliminar
  5. Un bellissimo albero grande e solido con le radici fortemente ancorati nella terra ! Abbraccio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jane.
      Un grande abbraccio per te.
      :)

      Eliminar
  6. Y si algo tienen los abuelos es que son sabios.

    Del sendero...

    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Tus pinturas tienen estilo propio, el olivo es fantástico, me enc anta tu especial forma de transmitir en tus obras y con tus palabras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar